Adiós a Gabriel García Márquez

El pasado 17 de abril del 2014 falleció a los 87 años Gabriel García Márquez, una de las plumas más representativas de la literatura hispanoamericana, a quien muchos seguramente hemos leído en alguna ocasión. “Gabo” ganó el Premio Nobel de Literatura en 1982, y es uno de los íconos del movimiento llamado Realismo Mágico, cuyo énfasis es mostrar situaciones inverosímiles como un suceso cotidiano y común.

Si bien es colombiano de nacimiento (1927), García Márquez estableció su residencia desde los años 60 en la Ciudad de México, aun teniendo casas en Bogotá, Cartagena de Indias y París, prefiriendo por encima de ellas la ubicada en el barrio de Pedregal, al sur del Distrito Federal. Se dice que antes de vivir en ese rumbo, habitó en una casa localizada en el barrio de San Ángel, en donde escribió su obra Cien años de soledad.

GGMAdemás de escritor y novelista, García Márquez fue periodista en su natal Colombia, en donde creó, en la década de los 90, una Fundación para ayudar a jóvenes periodistas a prepararse con maestros reconocidos, así como para estimular nuevas formas de hacer periodismo.

A pesar de nunca haber formado parte de ningún partido político ni le interesó participar en la arena política de su país, a García Márquez se le conocía como un hombre de izquierda, con ideología socialista, entendido el socialismo como un sistema de progreso, libertad e igualdad relativa. Tuvo relación cercana con Cuba, e incluso llegó a ser corresponsal en Colombia para informar sobre los sucesos que tenían lugar en la isla durante la revolución cubana, con cuyos líderes –Fidel Castro y Ernesto el “Che” Guevara- forjó una amistad durante el tiempo que el escritor colombiano vivió en la Habana como miembro de la agencia de prensa creada por el gobierno cubano, llamada Prensa Latina.

Su obra literaria es mundialmente reconocida: El coronel no tiene quien le escriba, Cien años de soledad, Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos del cólera, Del amor y otros demonios y Memoria de mis putas tristes son de los libros más reconocidos de García Márquez, y cuyas letras han pasado por la vista de una gran cantidad de personas, no sólo en Latinoamérica, sino en el mundo entero. La fama de “Gabo” trasciende fronteras, gracias a lo representativo de sus novelas, algunas de las cuales fueron adaptadas a guiones cinematográficos y presentadas en salas de cine alrededor del mundo.

Sin lugar a dudas se fue, en cuerpo, uno de los más grandes autores latinoamericanos que ha existido. Sin embargo, la ventaja de los escritores que marcan época, es que nunca mueren. Permanecerá vivo en cada uno de los renglones que escribió, en la memoria de la gente que lea sus páginas con el mismo gusto con el que seguramente el propio García Márquez las redactó.

Viva en paz, Gabriel García Márquez, que permanezca vivo en la memoria de todos los aficionados a su obra.

 

#ContraElSilencioMX                    #EPNvsInternet                        #NoMásPoderAlPoder

Anuncios

One response to “Adiós a Gabriel García Márquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s