Tranquiloco

el

No, no es una expresión popular para definir el estado de ánimo de alguna persona. Tranquiloco es el nombre de un restaurante que debe ser un must en su lista de lugares para visitar. Está ubicado en la calle Pennsylvania 124, Colonia Nápoles, Benito Juárez,en la Ciudad de México, Distrito Federal, muy cerca del World Trade Center y a unas cuadras de la estación Nápoles del Metrobús.

TranquilocoSi les gusta un lugar relajado para comer, con una oferta de alimentos diferente a los lugares comunes o mainstream de esta gran ciudad, Tranquiloco es, definitivamente, una gran opción. El restaurante los recibe con una agradable terraza dando hacia la calle, y una mucho más ambientada estilo biergarten en la parte de atrás del inmueble. Entre las dos está la barra adaptada como si fuera de los años 50, de la que desfilarán las cervezas de barril “bien muertas”, que pueden acompañarse con un mezcal o un buen tequila. No se espanten si ven una enciclopedia atrás de la propia barra. Es parte de la decoración, y en las cuales se guardan las botellas para servir de ahí lo que algún comensal haya solicitado.

El menú está definido por el chef como “pop food” estilo bajacaliforniana. Desde entradas como chapulines con pepitas o camarones a la cerveza, pasando por un choripán o unas mini cheese burgers, sin ignorar el aguacholo de camarón o una “carne apache”, para cerrar con un pulpo a las hierbas y, de postre, un pastel de no cumpleaños o un pan de antier, acompañado de vino blanco o, ¿por qué no? otro mezcal.

molotov tranquiloco
Los meros dueños del Tranquiloco

Un dato curioso, y que hace más interesante este lugar, es que sus dueños son los integrantes de la banda mexicana de rock MOLOTOV: Paco Ayala, Tito Fuentes, Miky Huidobro y Randy Ebright planearon este restaurante, se rumora, con ideas surgidas de diversos lugares que han visitado a lo largo de sus giras en la República Mexicana y otros tantos lugares. Si corren con suerte, podrán encontrarse un sábado o domingo en la tarde con alguno de ellos e, incluso, convivir o sacarse la respectiva foto. Si por azares del destino los dueños no están en el lugar, no se desanimen, un mural localizado en las escaleras que los lleva a la parte de arriba del restaurante les mostrará (no hay como no advertirlo) la cara de cada uno de ellos, lo que probablemente hará que quieran tararear o cantar en lo bajito alguna canción del gran repertorio que tiene esa banda.

La "enciclopedia" o bibliopeda
La “enciclopedia” o bibliopeda

Así que, si quieren una alternativa diferente a toda la oferta de lugares que hay en la colonia Nápoles, Tranquiloco es a donde tienen que ir. El atractivo de la terraza, en conjunto con la oferta culinaria y de bebidas, así como el ambiente generado por la música (elegida por alguno de los de Molotov si ese día se encuentran ahí), hace de éste un lugar diferente. Ademas, añadan la curiosidad de conocer en persona a alguno de los orgullosos dueños, como un elemento a considerar para visitarlo pronto. Es una gran opción para un sábado en la tarde antes de seguir la fiesta, o un domingo para convivir después del ajetreo de las fiestas del viernes y/o sábado. En verdad lo recomiendo, vale mucho la pena asistir a este lugar.

 

 

#ContraElSilencioMX         #EPNvsMexico            #ConMéxicoNoSeJuega          #NoMasPoderAlPoder

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s