18 cosas que hacen tu vida más difícil

el

Los seres humanos solemos preguntarnos día con día cómo es posible hacernos la vida más fácil. Niéguenlo, quiero ver. Ya sea el trabajo, las relaciones personales, la familia, la situación económica o sentimental genera en nosotros estados de ánimo que, pareciera, nos hace arrastrar los pies cual pesado grillete, y todo porque pensamos que la vida -o dios- nos ha castigado o porque no somos lo suficientemente capaces de lograr lo que queremos. Como recordarán de este post, nuestros pensamientos son los generadores de nuestra propia realidad, por lo que mientras más pensemos que no somos capaces de lograr algo, adivinaron: seguramente no lo podremos hacer.

Nosotros decidimos qué tan difícil hacemos nuestra vida.
Nosotros decidimos qué tan difícil hacemos nuestra vida.

En consecuencia, he decidido darles una ayudadita para que logren hacer de su tiempo una experiencia más placentera durante el tiempo que les quede en esta vida. Hace unos días encontré este link, en el que el autor proporciona una lista de dieciocho cosas que hacen nuestra vida más difícil. Para hacerles la vida un poco más sencilla (sobre todo a los que no le dan muy bien al inglés), ahí les va:

  1. Buscamos en los demás las respuestas que sólo nosotros podemos darnos. – Dejemos de hacer lo que otros dicen que tenemos que hacer.
  2. Dejamos que los demás nos hagan sentir culpables por vivir nuestra propia vida. – Mientras tu vida no lastime a alguien más, vive tu vida como quieras.
  3. Dejamos que gente tóxica nos lastime o nos haga sentir mal. – Simplemente tenemos que alejarlos de nosotros.
  4. Somos parte del círculo del drama. – Alejémonos del drama, del chisme y la difamación, y empecemos a hablar puras cosas buenas acerca de la gente y de nosotros mismos.
  5. Asumimos como negativas todas las acciones de los demás. – Alguien se te cerró en el tráfico, no te respondieron un mensaje, etc. Pensamos lo peor de esa gente, y sus acciones las tomamos personales. Mejor, ve las cosas buenas por encima de todo lo malo.
  6. Nos preocupamos por que la gente nos quiera robar lo que poseemos. – Veámoslo al revés: se gana más al compartir el conocimiento que acaparándolo todo. Además, cuando la gente quiere algo nuestro, quiere decir que estamos haciendo bien las cosas.
  7. Tratamos de competir con los demás. – Compitamos con las versiones anteriores de nosotros, no con los demás, y así seremos mejores en lo que hacemos.
  8. Preferimos recibir antes que dar. – Una buena manera de lidiar con el estrés es ayudando a otros. Acciones sencillas que le cambian el panorama a otras personas.
  9. Preferimos ser populares antes que auténticos. – Busca el respeto de los demás, no la atención. Dura más y es mucho más útil. Sobre todo, no confundas popularidad con autenticidad. Ser popular significar gustarle a los demás un rato. Ser auténtico significa hacer la diferencia.
  10. Tomamos atajos y buscamos el camino más fácil. – Haz lo que sea correcto, no lo que sea fácil. Y haz lo correcto a pesar de que nadie se entere. Por qué? Por que TÚ lo sabrás.
  11. Nos enfocamos en todo excepto en el ahora. – No puedes cambiar el ayer, pero puedes arruinar el hoy preocupándote por mañana. Vive el presente. El futuro se revelará exactamente como deba hacerlo, justo como lo hizo el pasado.
  12. Estamos atorados en nuestros errores. – Es importante perdonarnos por nuestros errores. Aprendamos de ellos y sigamos adelante. Al final, una vida feliz y exitosa, no es aquella ausente de problemas, sino una en la que nos levantamos más allá de ellos.
  13. Tenemos una mentalidad de “todo o nada”. – No existe el éxito perfecto, ni tampoco el fracaso perfecto. Poner etiquetas a un extremo o al otro es inútil. Sin embargo, lo que sí existe es una serie de momentos imperfectos llenos de posibilidades y oportunidades infinitas.
  14. Creemos que nuestra vida siempre será feliz. – El mundo es un lugar difícil, experimentamos sufrimiento, corazones rotos y pérdidas a lo largo del camino. Podrá repercutir en nuestra felicidad, pero no perdamos la esperanza. Después del desencanto, siempre viene algo positivo.
  15. Pensamos constantemente en lo “peor que pudiera pasar”. – En ocasiones nos imaginamos cosas que remotamente sucederán. Lo negativo siempre da pie a más negatividad, llevándonos más al fondo. Tenemos la opción de ver las cosas como buenas o malas, y llegar a nuestro destino con el ceño fruncido o con una sonrisa.
  16. Permitimos que la pérdida nos devore. – Una buena actitud a veces no es suficiente para superar algunos obstáculos. La vida está llena de pérdidas, pero, de alguna manera, la felicidad verdadera no sería posible sin ellas. Nos enseña a apreciar los buenos tiempos, nos ayuda a crecer.
  17. Evitamos lidiar con la verdad. – La verdad no deja de existir cuando la ignoramos. No puedes encontrar paz evitando las cosas. El dolor de enfrentar la verdad vale MUCHO la pena a largo plazo.
  18. Postergamos la toma de decisiones. – Las malas decisiones son, a veces, mejor que no tomar ninguna decisión. La indecisión solo retrasa, mientras que las malas decisiones nos enseñan a darle el paso a las buenas decisiones. Al final, nos arrepentimos más por las oportunidades que no aprovechamos, por las relaciones que nos dio miedo tener, y de las decisiones en las que invertimos mucho tiempo para tomar.

Al final, cuando dejamos de hacer las cosas que nos perjudican y empezamos a hacer las que nos benefician, la vida se vuelve más sencilla.

vida sencillaOjo, no se engañen, nosotros somos los que hacemos las cosas más difíciles, con nuestras actitudes y pensamientos. En el momento en el que cambiemos el chip y tomemos la decisión de querer ser mejores y vivir más felices, a partir de ese día sus pensamientos se transformarán en energía positiva, y de ahí se materializarán en justo lo que quieren.

Así que, ¿qué más podemos hacer para que nuestra vida sea más sencilla? Nunca es tarde para empezar.

 

#EPNvsMéxico         #ConMéxicoNoSeJuega            #ContraElSilencioMX              #NoMásPoderAlPoder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s