El verano de los juguetes muertos – Toni Hill

Después de haber dejado pasar mucho tiempo sin dar mi opinión sobre un libro, es el turno de Toni Hill, escritor y traductor de origen español, que forma parte de la firma Random House Mondadori. Para lograr entender un poco la trama del libro, es relevante precisar que Toni Hill tiene estudios en psicología, que si bien no la ejerce, refleja un poco de ese antecedente en cómo se desenvuelven sus personajes en esta novela. 

El Verano de los Juguetes Muertos es considerada una novela de negra, de suspenso, la cual se desarrolla en Barcelona a través de la vida de Héctor Salgado, de profesión inspector judicial, de origen hispano-argentino, quien se ve envuelto en un problema al interior de la comisaría derivado de haber golpeado brutalmente a quien es el sospechoso de encabezar una red de trata de mujeres africanas y, en consecuencia, su presencia en la comisaría pone en duda el trabajo del cuerpo policial y, principalmente de su carrera, por lo que, para calmar un poco las aguas, le encomiendan un caso que su jefe consideraba irrelevante: la muerte de un adolescente que daba pinta de haber sido un simple accidente. 

Toni Hill, autor de "El Verano de los Juguetes Muertos" y "Los Buenos Suicidas".
Toni Hill, autor de “El Verano de los Juguetes Muertos” y “Los Buenos Suicidas”.

A partir de ese momento, la vida del inspector Salgado gira en torno a la familia Castells, de la cual era parte Marc, el niño que aparentemente se habría caído accidentalmente de la ventana de su casa unos días atrás, considerando que su mujer lo había abandonado hacía tiempo y, además, no llevaba una buena relación con su único hijo, situación que lo encaminó a concentrar todos sus esfuerzos en un caso que, aparentemente, era de la menor relevancia. Conforme avanza la historia, el autor enreda el caso de Marc Castells, añadiendo elementos que inducen al lector a tener uno o dos sospechosos de inicio, pero que al final lo llevan a sospechar de cualquier personaje incluso secundario para la trama.  

Vale la pena recalcar que el libro no carece de situaciones dramáticas: jóvenes solteras embarazadas sin buscarlo, niños abandonados por sus madres, romances inesperados entre personajes de los que uno dudaría que pudieran siquiera dirigirse la palabra, y otras tantas mini-historias que abonan para hacer de este un libro para leerse si son aficionados de las novelas de suspenso, tipo detectivescas. 

En esta novela, Toni Hill importa un poco del estilo de Arturo Pérez-Reverte y Carlos Ruiz Zafón, así como el elemento de la “psique” de los personajes que caracteriza a John Katzenbach. Es de lectura muy rápida, gracias al uso de un lenguaje sencillo y, podría decir, casi cotidiano, lo que genera que el lector no tenga que forzar de más su mente para entender palabras rebuscadas, sino que se concentre en el fondo de la historia. Quizás la única dificultad que pude encontrar es lograr darle el sentido adecuado a palabras y términos coloquiales utilizados en el español castellanizado, en ocasiones desconocidos para nosotros como latinoamericanos. 

"Los Buenos Suicidas", segunda novela de Toni Hill
“Los Buenos Suicidas”, segunda novela de Toni Hill

Para algunos, el final es un tanto decepcionante, y algunos de los sucesos que narra a lo largo de la historia pueden rayar en lo ilógico. Como todo en esta vida, habrá gente a la que no le guste el libro, otros a los que le gusta poco, y algunos más a los que realmente les gustó. Creo que es bueno salir de los autores comunes o “best-sellers” de vez en cuando, y darle oportunidad a otras plumas jóvenes, que ayudan a enriquecer el arte de la lectura, y más con libros como éste que, para los que no son muy asiduos a leer, puede ser un gran sustituto de revistas estúpidas de chismes y programas vacíos de televisión. 

En lo personal, disfruté mucho este libro. Tanto, que lo leí por segunda vez durante las últimas vacaciones que tuve, intercalando el tiempo de lectura con lo que generalmente hace uno durante los días de descanso: nada (excepto nadar con el tiburón ballena). El Verano de los Juguetes Muertos y la Sombra del Viento, de Carlos Ruiz Zafón son los únicos libros que he leído más de una ocasión. Coincidencia o no, ambos autores son catalanes, y las características de sus historias son muy similares, aunque siendo sinceros, Ruiz Zafon va varios libros adelante de Toni Hill en términos de publicación, aunque éste último está tratando de ponerse al corriente con su segunda novela, llamada “Los Buenos Suicidas”, y de la cual espero compartirles mi experiencia próximamente, ya que forma parte de la lista de libros que compraré una vez termine todos los dos o tres que tengo en fila. 

#EPNvsMéxico        #ConMéxicoNoSeJuega         #ContraElSilencioMX          #NoMásPoderAlPoder

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s