Aniversario Luctuoso de Ernesto “el Che” Guevara

El 9 de octubre de cada año marca la fecha del aniversario luctuoso de uno de mis personajes favoritos de la historia mundial: Ernesto Guevara de la Serna, mejor conocido como “el Che”. Argentino de nacimiento, fue una figura prominente a mediados del siglo XX no sólo para Cuba, debido a su participación en la llamada Revolución Cubana, sino para el mundo en general, al convertirse su imagen en ícono y bandera de lucha en cualquier movimiento y/o manifestación que llevan a cabo grupos a lo largo y ancho de este planeta en contra del sistema y los gobiernos que suelen caracterizarse por ser represivos, corruptos y abusivos del poder.

En términos generales, la figura del Che es asociada con grupos militantes de izquierda, sobre todo con los más radicales, por el espíritu de lucha que emana de la ya conocida imagen de este personaje: de frente, con pelo desaliñado y barba crecida, usando la boina con el símbolo de comandante, título que le fue conferido por Fidel Castro durante los días de lucha del famoso movimiento encabezado por este último, denominado “26 de Julio”.

Claro que la asociación que se hace de la figura del Che con ideologías de izquierda –incluso Marxistas-, atiende más a la tendencia global de dividir a la sociedad con etiquetas como “izquierda”, “derecha” “centro” y demás motes políticos que gustan poner por simpatizar con determinada corriente político-filosófica.

el Che con Fidel Castro, durante la revolución cubana.
el Che con Fidel Castro, durante la revolución cubana.

Sin embargo, he tenido la oportunidad de leer un poco acerca de la vida de este personaje, que pasó de ser un estudiante de medicina aficionado al rugby y a la lectura, a una de las figuras más importantes no sólo de la revolución cubana, sino de la sociedad latinoamericana, ya que estaba firmemente convencido de que los problemas de desigualdad e injusticia social podían resolverse, si existía la voluntad de hacerlo. Si bien el método utilizado para tirar a Fulgencio Batista de la presidencia de Cuba no fue el más pacífico, el Che consideraba que cualquier revolución que quisiera hacerse tenía que incluir, forzosamente, el uso de las armas de fuego, para contrarrestar el poderío militar de los gobiernos, en especial considerando que la gran mayoría de los gobiernos de países del continente americano estaban fuertemente influenciados –sino impuestos- por los intereses de unas cuantas personas de los Estados Unidos de América, en beneficio de éstos y, como siempre, en perjuicio de las clases más bajas y necesitadas.

Curiosamente su vida como guerrillero inició en México, donde conoció a Fidel y Raúl Castro, así como a otros personajes relevantes para la revolución cubana, siendo nuestro país la sede de las reuniones que dieron origen al movimiento armado y desde donde partió el contingente que iniciaría la guerrilla para la liberación de la isla caribeña. Si bien al inicio fungió como médico de la guerrilla, con el paso de los días se ganó un lugar más relevante dentro de la estructura revolucionaria, al grado de ser el hombre de más confianza de su líder, Fidel Castro, con quien tenía fuertes discusiones acerca de la estrategia revolucionaria, pero de quien adquirió ese espíritu de lucha con el que lograron el objetivo planteado.

Ernesto Guevara 3Una vez logrado el objetivo de la revolución cubana, el propio Fidel nombró al Che Guevara Ministro de Industria, desde donde sería el encargado de poner en marcha la idea revolucionaria de generar y desarrollar una industria que fungiera como sustento de las necesidades básicas de los cubanos. Sin embargo, aun cuando el Che tenía el ánimo de ayudar como pudiese para llevar a buen puerto dichas ideas, su corazón y espíritu siempre estaba en la lucha armada, en extender el movimiento cubano para hacer de él una revolución latinoamericana, que liberara a los países del continente del yugo y abuso en especial de los Estados Unidos de América y sus empresas insignia, como la United Fruit, quienes se encargaban de disponer la política interna en dichos países. Tan es así, que tomó la decisión de renunciar a su puesto de Ministro de Industria en Cuba para embarcarse en la tarea de continuar el movimiento armado ahora en Bolivia, país en el que no contó con tanta suerte pues, dicen, la diferencia entre Cuba y este país sudamericano fue que, a diferencia de los cubanos, los obreros y campesinos bolivianos no tuvieron el ahínco de apoyar el movimiento encabezado por el Che, razón por la que dicha empresa estaba destinada al fracaso, tal y como sucedió el 8 de octubre de 1967, fecha en la que lo hicieron prisionero en la Higuera, Bolivia, para declararlo muerto el 9 de octubre, supuestamente, durante un enfrentamiento con militares bolivianos apoyados por la CIA, agencia de inteligencia norteamericana que, incluso hoy, está metido en todos los asuntos políticos y militares del mundo.

Sin embargo, cuentan los rumores que el Che fue, en realidad, fusilado por militares bolivianos, situación que trataron de ocultar muchos años hasta que fue finalmente desmentida gracias a testimonios y contradicciones de los partes militares y de las noticias que iban surgiendo con el paso del tiempo.

Ernesto Guevara 4Desde mi muy personal punto de vista, lo relevante del Che eran los ideales de justicia e igualdad que predominaban su discurso, originados, dicen, durante los dos viajes que realizó por el continente americano –uno de los cuales quedó plasmado en la película “Diarios de Motocicleta”-, al ser testigo de primera mano de los abusos por parte de los grupos empresariales y de poder en contra de la población, en especial la más necesitada. No hay ninguna duda que incluso hoy, 47 años después de su muerte, continúan todos esos problemas por los cuales decidió actuar y tomar las armas, razón por la que la gente que se manifiesta en las calles del mundo –principalmente de Latinoamérica- toma como estandarte la imagen del Che, por lo que representó en su momento y por los ideales que fungieron como bandera durante sus años como guerrillero e, inclusive, como funcionario del gobierno cubano.

Mucha gente podrá decir que el Che es asociado siempre con grupos de izquierda, sobre todo con los más radicales. Y quizás tengan razón. Sin embargo, lo que no se puede negar es que hoy más que nunca se necesita de esos ideales de igualdad para erradicar los problemas que, pareciera, no sólo no se eliminan, sino que aumentan con el paso de los años en todo el mundo, debido al manejo de la economía y de la política mundial por parte de un pequeño grupo de empresarios cuyos intereses están siempre por encima del bienestar común.

A pesar de todo, creo que se necesita un equilibrio contra tales abusos de poder, y la manera de pensar y de actuar de individuos como Ernesto Guevara son, sin lugar a dudas, ejemplos únicos de las ganas que existen en el mundo de que cambiar la situación que tanto daña a millones de personas, no sólo en este continente, sino en el mundo entero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s