Gracias, señor presidente.

Después de varios días de ausencia, regreso a escribir. Y, por segunda vez consecutiva, es de política y de la realidad mexicana. Una vez más, los estudiantes son la chispa que faltaba para que este país despertara. Ya lo hizo, y hoy más que nunca pareciera estar unido gracias a una persona.