¡No tienes abuela!

Reza la sabiduría popular que, cuando alguien hace algo inesperado o que resulta sorpresivo, “no tiene abuela”. Es de suponer que se recurre a esta conocida frase para evitar cualquier otra palabra que pudiera resultar un tanto ofensiva para los oídos de otras personas. No obstante, hoy quisiera regresar al significado literal de esa expresión, para que no se pierda el sentido que dichas palabras representan.