¡Gracias 2014!

Está por terminar un ciclo más, y es mi turno hacer un breve resumen sobre cómo lo viví y, sobre todo, de lo agradecido que estoy por todas las experiencias acumuladas durante este año. Después de eso, unas merecidas vacaciones y de vuelta en enero para seguir aprendiendo y viviendo en el 2015.

Dicen por ahí que es un verdadero cliché afirmar que el año que termina fue mejor que el anterior, porque uno no recuerda exactamente qué pasó todo el año previo, y porque lo único que se pretende es acercar a la audiencia con falsas aseveraciones. Nada más distante de la realidad. Mi año fue, sin duda, mejor que el 2013. Tuve la bendición de salud la gran mayoría -sino todos- los 365 días, salvo alguna pequeña gripa y los usuales dolores de cabeza, fuera de eso estoy agradecido por estar lleno de salud y alejado de cualquier dolencia.

Fue un año revelador: hablé abiertamente del padecimiento neurológico que me hace aprender de mi día con día, además de saber que no tiene remedio definitivo, lo cual ha sido una prueba y una gran lección cada día de mi vida. Claro, han habido frustraciones y días un tanto bajos, pero en general he aprendido a conocerme mejor, y a saber que mis capacidades no tienen nada que ver con este pequeño detalle. Y no, no crean que es una contradicción este párrafo con el anterior; esto no es una enfermedad, sino una oportunidad de aprender y seguir creciendo como ser humano.

Gracias2Tuve la fortuna de continuar la gran relación con mi familia cercana, entiéndase mis padres y mi hermana. Desde que tomé la decisión de independizarme, creo que he aprendido a valorar el poco tiempo que tenemos juntos durante los fines de semana, así como a compartir con ellos cosas que, quizás, lo pensaba dos veces antes de hacerlo. El 2 de diciembre mi abuela materna dejó de existir en este mundo como la conocemos, y aunque la gente no quiera entender que lo único que perdemos es el “estuche”, estoy seguro que la energía que ahora es mi abuela está rondando por aquí, cerca de mi y de todas las personas que en sus ochenta y algo años de vida terrenal tuvimos el privilegio de compartir  con ella. Mis padres, como siempre, el mejor ejemplo a seguir como seres humanos. Si creen que cuando llegamos a este mundo no elegimos a qué familia pertenecer, están equivocados, y créanme, no dudaría en escogerlos a ellos de nuevo.

Soy afortunado, también, por haber compartido un año completo con una gran compañera de vida. Decidimos vivir juntos para saber si como pareja tenemos futuro, aunque aprendimos a estar enfocados en el presente para no angustiarnos por lo que pueda venir, ni quedarnos estancados en lo que ya pasó. Nadie me hace reír como ella, y pocas personas me comprenden y saben qué palabras darme cuando más lo necesito. Ha sido mi mejor cómplice y estoy agradecido por aprender tantas cosas a su lado. Creo, sin temor a equivocarme, que hoy soy una mejor persona gracias a ella y a sus enseñanzas, intencionadas o no.

Mis hermanos del alma mejor conocidos como amigos, soy muy bendecido por tener tantos de ellos, y en diversos frentes. Aun cuando pudiera existir mayor afinidad con unos u otros, de todos ellos aprendo algo cada día que los veo. Ustedes defínanme y encontrarán en mi una parte de cada uno de ellos. Claramente la mejor. A ellos les agradezco lecciones y crecimiento, aprendizaje y, sobre todo, lo necesario para mantener los pies sobre la tierra. Son los mejores maestros que pude tener, así como el mejor recordatorio de que quiero ser mejor persona para corresponder todo lo que recibo de ellos.

El trabajo, como siempre, tiene sus picos y valles, pero todos me dejan lecciones invaluables que sirven de argumento para mejorar día con día. Pertenezco a un gran despacho y, más aún, a un pequeño pero sólido equipo de trabajo, joven y con ganas de sobresalir en este mundo lleno de predadores en el que pareciera prevalecer la ley del más fuerte, aunque la calidad humana nunca la dejamos olvidada. ¿Qué me depara el futuro? No sé, pero mientras tanto estoy enormemente agradecido de pertenecer a esta institución y de poder aprender de los mejores en la materia.

En marzo fui invitado a participar en un proyecto ambicioso y cada vez más real: conocí a 21 mujeres que trabajan día con día para alcanzar un sueño, y una meta que nadie más ha logrado en este país. Compartimos el amor por México y por el deporte que tanto nos ha dado. Gracias a cada una de ellas por hacerme partícipe de su éxito, y por permitirme aprender de personas tan distintas entre sí, unidas todas por un mismo propósito: trascender.

Gracias4

Gracias, gracias, gracias a todos los que formaron parte de mi universo durante este ciclo. No pasa en vano, estén seguros de ello. Todos nos llevamos algo de la gente que encontramos en nuestros caminos, es sólo cuestión de tener los ojos, el corazón y la mente abierta para recibir lo que tengamos que recibir, y de dar lo que tengamos que dar. No traten de forzar las cosas en este 2015 que se avecina. Confíen en el universo y en lo que tiene deparado para ustedes. Si van para allá, es porque hay algo mejor de lo que tienen ahora, por muy difícil que sea entenderlo en un inicio. Las cosas no pasan por simple casualidad, todo tiene un fin y un objetivo: aprender y ser felices. Seamos los vehículos de nuestra propia felicidad, gocemos el camino y no esperemos hasta el destino para disfrutar. Convirtámonos en los creadores de nuestra realidad, de nuestro universo. Tenemos la capacidad de ser dioses creadores, pero depende de nosotros elegir el escenario adecuado.

Que pasen un gran fin de año, y reciban toda la energía positiva que necesitan para iniciar un nuevo ciclo.

Abrazo fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s