Mis 33 años

Agradezco que mi computadora no tenga el teclado e idioma gringos, porque sino el título de este post ya me habría hecho ver como un fenómeno de la naturaleza, o como un reverendo cerdo ante los ojos del respetable. El pasado 1o de julio cumplí 33 años. ¡33 vueltas al sol! Dicen los que saben…