Esas cosas llamadas Tatuajes

De acuerdo con el Diccionario de la lengua española, “tatuar” significa 1. Grabar dibujos en la piel humana, introduciendo materias colorantes bajo la epidermis, por las punzadas o picaduras previamente dispuestas. 2. Marcar, dejar huella en alguien o algo. Según la mayoría de las mamás, es arruinarnos de por vida nuestro cuerpo con unos dibujos horrendos. Y según mi mamá, esa cosa es del diablo y no voy a conseguir trabajo en ningún lado (nocierto ma). Pero como todo, es cuestión de perspectivas. 

tatuaje3Tatuarse se ha vuelto una actividad muy común en la actualidad. En lugares como Europa y Estados Unidos cada vez más gente recurre a esta práctica, en ocasiones como moda o con la finalidad de perpetuar un símbolo o palabras cuyo significado sean de especial relevancia para cada persona. Sin embargo, 15 años después del inicio del tercer milenio de la humanidad, todavía existen culturas en las que la práctica de tatuarse es condenada, como si estuviera reservada únicamente a los delincuentes, los presos en las prisiones y a miembros de pandillas o grupos delictivos como el famoso mara salvatrucha. 

No obstante, la costumbre de tatuarse no es nueva. En 1991 se descubrió cerca de las montañas Similaun Hauslabjoch, en la frontera de Austria e Italia, un cuerpo momificado de manera natural que se estima vivió alrededor del año 3000 A.C. De nombre Ötzi, también es conocido como El Hombre de Hielo, Hombre de Similaun y Hombre de Hauslabjoch. Y lo curioso acerca de este personaje es que su cuerpo estaba cubierto de tatuajes de la cabeza a los pies. De acuerdo con los científicos de la Universidad de Innsbruck que lo analizaron, dichos tatuajes “no estaban hechos con aguja, sino con pequeños cortes que luego se frotaban con carbón, creando una serie de líneas en zonas en las que tenía heridas o sufría dolores”. Se considera que el cuerpo de Ötzi es la prueba más antigua que se tiene tanto del uso de la acupuntura como de los tatuajes.

Se dice que, por cuestiones culturales, el pueblo que tiene la mayor costumbre de tatuarse el cuerpo es el polinesio. Las tribus de aquella región acostumbraban tatuarse de pies a cabeza por motivos religiosos. De la misma forma, los egipcios acostumbraron adornar sus cuerpos con dibujos y tatuajes, a manera de ofrenda para sus dioses. Otras civilizaciones, como la romana y la griega, utilizaron los tatuajes para identificar a los criminales. Supongo que de ahí, junto con los prejuicios religiosos, proviene la idea vigente hoy en día en nuestro país acerca de que sólo los delincuentes acostumbran tatuarse el cuerpo.

En cuanto hace a la civilización occidental, se cree que los marinos que arribaron a la Polinesia fueron los primeros en adoptar esas costumbres, asombrados por la vasta representación de dibujos en los cuerpos de los habitantes de esos lugares, extendiendo así esta práctica a lugares en los que antes no se veía. En nuestro continente americano, los tatuajes estuvieron presentes en las culturas prehispánicas como símbolo de adoración a los dioses durante los rituales. Los dibujos se hacían con pigmentos naturales creados con flores y grasas vegetales y animales.
En pleno siglo XXI, tatuarse se ha vuelto una moda, y -bendita la madurez humana-, se ve cada vez menos como un tabú, lo que ha ayudado a que la gente vea con más normalidad a personas que, como yo, decidimos adornar nuestro cuerpo con dibujos o símbolos que tienen un significado especial. No dudo que haya gente que lo haga por simple moda o como identificación de un colectivo. Si algo sé, es que al existir muy pocas opciones para retirar del cuerpo los tatuajes, cuando uno decide tatuarse tiene que hacerlo plenamente consciente y decidido de lo que se va a hacer, para evitar la pena de tener que ver una ilustración a la cual le perdemos el gusto con el paso de los días.
tatuajes2Es curioso como la gente sigue viendo con rechazo a las personas que tenemos tatuajes. No digo que todos tienen que adquirir el gusto por ellos, me queda claro que en gustos se rompen géneros. Pero es importante saber que el tatuaje no hace a la persona. Por el contrario, alguien que tiene tatuajes -sin importar cuántos o en qué parte del cuerpo se los haya hecho- no adopta una personalidad por el simple hecho de tenerlos. Es un simple adorno, como muchos otros que las personas usan. Lo único diferente es que, al menos yo, pretendo “perpetuar” por el tiempo que viva esta vida terrenal unos símbolos que representan algo importante para mi. Y eso que yo no soy delincuente ni miembro de alguna pandilla del crimen organizado. Soy un profesionista que viste de traje de lunes a viernes y de jeans y playera los fines de semana, y de ninguna manera tener dos tatuajes me hace menos que ustedes que leen (si alguno está leyendo esto).

Así que, olvídense de esos tabús de sus padres y abuelos. Así como nosotros respetamos que cuando van a ver a sus amigas las mujeres se maquillen como si fueran a matar a Batman, o que los hombres vistan como si fueran a salir en un video de reggaetón, hay personas que gustamos de tatuarnos distintas partes del cuerpo para llevar con nosotros algo o a alguien que tiene un significado especial.

Para saciar su morbo, los dos tatuajes que llevo son (1) Símbolo maya de Hunab-Kú, y (2) El símbolo de Om (en 3D).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s