The Ascent of Humanity – Charles Eisenstein

Dirán que me veo muy mamón por redactar el título en inglés, pero lo hice porque no hay versión en español. Además, sigo en un debate interno sobre si la traducción de Ascent es “ascenso” o “pendiente”. Aliteraciones aparte, estaré pendiente de  cualquier traducción que se haga al español de esta obra porque, créanme, todos tenemos que leerla alguna vez en la vida. Y por todos me refiero a TODOS, por el tema que trata y la información que comparte el autor, además de la riqueza del mensaje que deja desde las primeras páginas.

Sí, lo sé, es mucha mi emoción, pero no exagero cuando digo que es uno de los mejores libros que he leído. No por la técnica literaria del autor, ni por la riqueza del lenguaje, sino por el sentimiento que provoca darnos cuenta de la realidad del mundo en el que vivimos: en qué situación estamos, de dónde venimos y hacia donde vamos.

Ascent5Es imposible cerrar los ojos ante la realidad más cruda en la que vivimos: el rumbo de la sociedad, en su estado actual, no llevará a otro camino que no sea el colapso. Como seres humanos estamos explotando de más los recursos naturales, y hemos llegado a un punto en el que no hay vuelta atrás. No importa cuántos esfuerzos se realicen para revertir la devastación de la naturaleza y sus consecuencias -como el cambio climático-, el punto de no retorno es una realidad, consecuencia de una actitud egoísta de la raza humana.

Como civilización hemos desarrollado tecnología que nos “ayuda” a facilitar nuestra existencia, ¿pero a cambio de qué? Todos los avances tecnológicos indiscutiblemente acarrean más uso y abuso de recursos naturales, que nos guste o no, impacta directamente en las personas. No importa que hagamos en estos momentos, los esfuerzos en pro del ambiente, de la tierra y -por obvias razones- en pro de la sociedad-

En The Ascent of Humanity, Eisenstein señala que es posible vivir en un mundo como lo hemos imaginado todos, cuya belleza todavía asombre nuestros corazones. En un mundo en el que los seres humanos entendamos que todos somos parte de lo mismo, y que de ninguna manera estamos desconectados de lo demás.

Ascent2
Torre de Babel

Durante cientos de años, el ser humano ha asumido el rol de amo y señor de todo lo que está sobre la tierra. Peor aún, hemos actuado de manera individualista, con un egoísmo rampante que nos ha llevado a pensar que nuestras acciones impactan única y exclusivamente a nosotros mismos. Desde el lenguaje -hace una gran referencia a la Torre de Babel-, las nacionalidades y la división territorial, como personas hemos hecho lo posible por marcar y acrecentar esa división que ha llevado a la humanidad al borde de la catástrofe en la que nos encontramos.

La tierra no podrá aguantar mucho más. Como individuos que vivimos en un régimen consumista-capitalista, trabajamos más horas de las que descansamos o convivimos con nuestros seres queridos. Creemos que “hacer nada” es la actividad más aburrida que hay, y siempre estamos corriendo con nuestros ojos puestos en el reloj, porque hemos aprendido que ABSOLUTAMENTE TODO debe estar bajo nuestro más estricto control, o de lo contrario seremos apartados, como bichos raros, de esta sociedad que cada vez es menos social.

Personas, objetos, animales y demás las valoramos con números. El mundo nos ha dicho que si no es posible atribuirle un valor, entonces “eso” no vale la pena. A nivel social, hemos creado una ficción de clases, cuyo parámetro se basa en cuánto dinero tengamos acumulado. Mientras más recursos financieros acumule, más alto me encontraré en el estrato social. Más allá todavía, si una persona tiene menos dinero que nosotros, lo discriminamos, le quitamos ese valor artificial que es totalmente ajeno a la naturaleza humana, y la consideramos indigna de nuestra atención, cariño y consideraciones. Es más, nos encargamos de hacerle notar esa diferencia. Lo irónico de esto es que nos han vendido la idea que tenemos que trabajar toda nuestra vida para acumular un recurso -dinero- para acceder a lujos y bienes que solo podemos adquirir por ese medio, pero los cuales no podemos “disfrutar” porque no tenemos el tiempo suficiente para hacerlo, porque la mayoría de nuestros días la pasamos dentro de una oficina generando ese dinero.

Ascent3Hemos olvidado lo que es escribir una carta y conversar frente a frente con nuestros allegados. Si bien la tecnología de las telecomunicaciones ha acortado la distancia de dos individuos en el mundo, no hace sino alejarnos como seres humanos, porque preferimos pasar el día frente a una computadora que reunirnos en un parque, al auspicio de la naturaleza para convivir, platicar y admirar lo que nos rodea en un pacífico silencio. Vamos por la vida con la mirada abajo puesta en un aparato mientras nos perdemos de las maravillas que este mundo tiene para ofrecernos. Los niños rara vez salen a jugar, porque prefieren pasar el poco tiempo libre que la escuela les deja frente al televisor con los videojuegos, abstrayéndose cada día de una sociedad que lo único que hace es, justamente, hacernos creer que somos seres individuales que solo necesitamos de los demás cuando las circunstancias así lo requieran.

A pesar de todo, Eisenstein señala que la solución es muy sencilla, y lo mejor de todo, está dentro de cada uno de nosotros: tenemos que cambiar el “chip” de nuestra mente, y llevarla a un plano en el que entienda que todos, TODOS somos lo mismo. Ojo, no somos parte de lo mismo, sino que somos UNO mismo. Esto significa que lo que yo haga genera, indiscutiblemente, un impacto en los demás y en nuestro entorno, por lo que tenemos que ser más responsables de lo que hacemos, porque al final, de una u otra manera regresará a nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s