El misterio detrás de los números

Nada en la vida es un accidente. Nada. Si partimos de esa premisa, tenemos que entender que lo que hacemos es derivado de otro hecho anterior, y que la consecuencia de dichos sucesos será, a su vez, origen de otro. Pensar que existen hechos aislados “así porque sí” es no comprender que todo lo que hay en este vasto universo está íntimamente conectado.

El problema se presenta cuando no entendemos eso, justamente, que nada de lo que pasa a nuestro alrededor fue simple casualidad. Al contrario, si aprendemos a poner atención, nos daremos cuenta que todo acontecimiento que percibimos a través de nuestros cinco sentidos son causalidad de algo: existen por alguna razón en particular. Lo importante, al final, es darnos cuenta de esa razón, y entender que lo que sucedió no podía haber sido de otra manera.

numeros1La vida, dios, el universo o como le quieran llamar se encarga de “enviarnos” mensajes todos los días. Así como nuestros seres queridos y allegados nos mandan algún mensaje de texto o whatsapp al celular, la vida tiene métodos misteriosos de hacerlo, pero nos aferramos a verlo como una simple casualidad, y pasamos por alto lo que en realidad nos estaban diciendo. Letras de canciones, conversaciones con conocidos y personas extrañas, algo que leemos en un libro, anuncios publicitarios, y sucesos que parecieran ser de lo más extraños, son ejemplos de la manera en cómo el universo quiere comunicarnos algo.

Una de las formas más comunes son los números, en particular series y/o repeticiones de números que, más allá de simples “curiosidades” de la vida, tienen algo importante que decirnos. Recuerdo hace algunos años cuando, en México, había una especie de “fiebre” por el 11:11, pues la gente pensaba que ver ese número era un buen augurio, un momento para pedir un deseo, como si hubiésemos visto una estrella en el cielo, o habernos encontrado una lámpara con un genio que nos concediera tres deseos.

En ese entonces consideraba esas situaciones como simples circunstancias de la vida, una casualidad más de tantas que hay día con día. Años después, y gracias a un proceso evolutivo de conciencia -una manera distinta de ver la vida-, entiendo que ver con frecuencia esa u otras secuencias numéricas tiene una razón de ser. Así que me puse a investigar, y me encontré con que ciertos números y secuencias llevan consigo un mensaje “oculto”:

111.- Es un aviso sobre lo que estamos pensando. Hay que vigilar nuestros pensamientos y solo traer a la mente aquello que queremos, y no al revés. Es como un foco de luz brillante, ya que en ese momento el universo toma una “foto” de tus pensamientos para manifestarlos en el plano físico. OJO. Si no estamos contentos con lo que pensamos en ese instante, es momento de cambiar el switch de nuestra mente y pensar en lo que queremos.

123.-Momento de simplificar tu vida. Deshazte de todo aquello que absorbe tu energía de manera negativa, es decir, todo lo que te aleja de tu propósito de vida.

222.- Ten fe. Todo va a estar bien. No te preocupes de nada, ya que esta situación se está resolviendo de manera positiva para todos los involucrados.

numeros3333.-Los maestros ascendidos están cerca de ti, deseosos de que sepas que tienes su apoyo, amor y compañía. El número 3 es la señal para llamarlos y que acudan a ti. Si no sabes quienes son esos maestros ascendidos, los conoces como Jesús, Moisés, María, Quan Yin, Yogananda.

444.- Miles de ángeles te rodean en ese momento, en amor y apoyo a tu persona. Tienes una conexión fuerte y clara con el reino angelical, y probablemente tú seas un ángel en la tierra. No tienes nada qué temer. Todo está bien.

555.- Abróchense los cinturones, un cambio relevante está por llegar a tu vida. El  cambio no debe ser visto como “positivo” o “negativo”, ya que el cambio es parte natural del flujo de la vida. Quizás ese cambio viene en respuesta a tus oraciones, así que puedes mantenerte y sentirte en paz.

666.- Tus pensamientos están fuera de balance en este momento, enfocados de más en el mundo material. Esta secuencia numérica es un recordatorio para que equilibres tus pensamientos entre el cielo y la tierra. Los ángeles te instruyen para que te enfoques en espíritu y servicio, y para que sepas que tus necesidades materiales y emocionales serán satisfechas.

777.- Los ángeles te aplauden. Mantén el buen trabajo y quédate tranquilo, pues tu deseo se está volviendo realidad. Es una señal extremadamente positiva, además de que deberás esperar que un mayor número de milagros sigan sucediendo.

875.- Los cambios que estás haciendo te están poniendo en el camino correcto para manifestar la abundancia de todas las formas posibles.

888.-Una fase de tu vida está por terminar, y es una señal para que te prepares. Esta secuencia numérica puede significar que estás por terminar una fase profesional o sentimental. También significa que hay luz al final del túnel. Es el momento de disfrutar los frutos de lo que has sembrado.

999.- ¡Pon manos a la obra, trabajador de la luz! El mundo necesita de tu propósito divino en este momento. Es tiempo de embarcarte en tu misión espiritual de una vez por todas.

000.- Un recordatorio de que eres uno con Dios, y que debes sentir la presencia del amor Divino dentro de ti. También es la señal de que se está cerrando un círculo en tu vida.

Así que, es hora de poner más atención en nuestro entorno, y no den por sentado que los números que vemos alrededor son simples símbolos de algo. Al contrario, tienen un importante mensaje para darnos, de parte de un mundo o plano que no hemos permitido manifestarse al 100% en nuestras vidas.

Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s