Un día en…Guadajalara con los tequileros

El pasado 9 de septiembre se celebró, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, la comida anual de los tequileros, organizada por la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (obvio, ¿quién más?) a propósito de la celebración de toda la gente que se dedica a enaltecer esta bebida típica que es el regalo de México para el resto del mundo. Sí, nuestra intención es poner bien pedos a todos.

En la empresa donde trabajo me extendieron la invitación con un mes de anticipación, y como voy llegando a este lugar y la idea es involucrarme lo más que pueda en los asuntos de la empresa y de la industria, accedí, por lo que mi día empezó más temprano que de costumbre, para llegar al aeropuerto con tiempo suficiente para tomar el vuelo de las ocho de la mañana.
img_2207¿Por qué tan temprano? Bueno, porque aprovechando la coyuntura del día del tequilero, la Cámara de la Industria organizó un evento para entregar las medallas a todas aquellas marcas de Tequila que hayan sido premiadas en el concurso anual de Spirits Selection del Concurso Mundial de Bruselas. Si no saben de qué hablo, dénse una vuelta por la página para que conozcan más a fondo, pero básicamente es el concurso más reconocido a nivel mundial “de bebidas espirituosas” (así le llaman en español, no sé por qué les cuesta mucho decir “alcohólicas”), reconociendo aquellas marcas de todo el mundo que destacan por su calidad, lo cual sirve para fines de mercadotecnia y promoción del producto, no sólo en el país de origen, sino en el resto del orbe.

La sede de la edición 2016 del concurso fue la ciudad de Tequila, Jalisco, y en esta ocasión más de 60 marcas de tequilas hechos en México fueron premiados durante el evento matutino en el hotel Riu. Conocer tanto el trasfondo del concurso Spirits Selections , interactuar con personajes de la industria del tequila, así como celebrar que una de las marcas que producimos en la empresa donde trabajo fue galardonada con la medalla de oro hizo de mi mañana una bastante entretenida.

Terminando la premiación, nos trasladamos al salón “La Macarena”, jardín de eventos donde se llevaría a cabo la comida anual de la industria. Cerca de 500 personas asistimos a esta celebración, en la que se retomó el tema de los premios otorgados en la mañana, así como un resumen de los avances del Tequila en México y en el mundo. En resumen, México exporta un mayor número de litros (alrededor de 180 millones) en el planeta, lo que significa que el causante de gran parte de las borracheras que se han puesto este año fue alguna de las botellas de la bebida emblemática que se produce en nuestro país.

agave-azul
Agave Azul de México

En un ambiente más relajado, era curioso ver como cada mesa -representando a una empresa distinta- pedía el tequila de su propia creación. Rara vez se escuchó pedir a alguien de, por ejemplo, Herradura, pedir un producto de Casa Cuervo (que además, he descubierto, es bastante malito). Era una especie de conducta corporativo-narcisista de la que todos participaban, por lo que era difícil juzgar al de a lado, mientras estuvieras con copa en mano compartiendo con aquellas personas que vemos todos los días en reuniones, pero con unas copas de más y diciendo palabras que jamás plasmarían en un correo electrónico.

Todo lo anterior acompañado de la música tradicional mexicana del Mariachi Internacional Viva México, bastante bueno por cierto, porque sabían muy bien como animar a la gente (como si lo necesitaran, habiendo litros de tequila al por mayor) tanto a la hora de la comida como después, en la sobremesa.  La tarde terminó relativamente temprano, justo al momento en el que algunos de los comensales se hacían con el micrófono del Mariachi para cantar -según esto- aquellas canciones que algo les recordaban, eran de su gusto o cuya letra es la única que se saben.

img_2213Fue una gran experiencia asistir y ser testigo de la gran camaradería que existe entre competidores de la misma industria. Es como si olvidaran que los productos que unos y otros venden son competencia directa, pero es perfectamente comprensible porque ellos lograron entender que la unión de la industria es benéfica para cada producto en lo individual, tanto al interior del país como hacia afuera, donde el tequila tiene cada vez más presencia, pero no abandona una lucha constante para posicionarse en el gusto de personas de otros rincones en los que poco o nada se sabe de México y su bebida emblemática. Es como si quisiera decir que “la unión hace la fuerza”, pero es un cliché demasiado antiguo y soso, y en esta ocasión no andamos como para andar recurriendo a esas cosas.

Lo mejor de todo: logré salir entero y sin raspones después de tomar tres tequilas, récord personal, considerando que si hay una bebida que me “afloja las piernitas” es ésta, el regalo de México para todos los demás.

Por último, y ya de regreso en la Ciudad de México, tengo que mencionar que hice uso por primera vez del famoso “Aerotren” del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que traslada pasajeros de una Terminal a otra y, para mi sorpresa, está al nivel de los de transportes similares en aeropuertos que he tenido la oportunidad de conocer, como el de Barajas, en Madrid. Sé que me he subido a otros dos transportes de esta naturaleza, pero para no inventar historias que no son y verme como un mentiroso, prefiero omitir de dónde creo que son, y solo me remito al de Madrid, que visité apenas en febrero de este año.

Abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s