¿Cuál es nuestra realidad?

Cada vez que regresamos de vacaciones viene a nosotros la frase “de vuelta a la realidad”. ¿Cuál es esa realidad? ¿Cuál debería ser? ¿En verdad las personas estamos destinadas para seguir reglas, ganar dinero y morir? El estado permanente del ser humano debería ser una búsqueda constante de paz y felicidad, y las ficciones sociales NO son el medio para alcanzarla.