Cómo cambió mi vida, 4a parte

Una de las actividades más divertidas que me han ayudado a cambiar mi vida es la práctica de Yoga. Durante años tenía la inquietud de practicarla, y a pesar del agotamiento físico que pudiera causar al inicio, hoy me cuesta trabajo faltar a mis clases. Los beneficios -no solo físicos- son inmensos, y se pueden advertir al poco tiempo de haber iniciado.