No conocemos a nadie por accidente

Hace algún tiempo escribí sobre un libro de Deepak Chopra llamado Sincrodestino, el cual trata sobre la no existencia de coincidencias, sino milagros, y cómo todo lo que sucede en nuestras vidas es resultado de una serie de eventos que nada tienen de azarosos, sino que forman parte de una perfecta sucesión de milagros para que los seres humanos recibamos algo, sea un bien, ayuda o aprendizaje en cualquiera de sus formas.

Sincro2Una de las muestras más claras del universo para probar que no existen los accidentes es a través de las personas con las que “coincidimos” en nuestras vidas, todos aquellos que llegan en determinada etapa de nuestras vidas y se quedan, sea momentánea o definitivamente. Desde el señor que se nos cruzó en la calle hasta nuestra alma gemela, absolutamente TODOS guardan cierta relevancia en nuestro diario vivir. Quizás no nos percatemos de forma inmediata de la razón de ser de ese encuentro, sino hasta algún tiempo después. Pero créanme cuando les digo que en este universo en el que vivimos no hay accidentes. Todo pasa para alguna razón en específico. Todos llegan -y se van- por un motivo especial.

Como en otras ocasiones, encontré en internet una nota que habla sobre cinco tipos de encuentros sincrónicos, los tipos de conexión que existe según el encuentro que tengamos con determinada persona:

1.- Los que nos ayudan a despertar

Muchísima gente que conocemos se queda en nuestras vidas de manera breve. Aparecen para recordarnos nuestras metas y sueños, para luego continuar su camino. El Universo envía a esta gente para mantenernos enfocados en nuestras metas y para dar los pasos necesarios para llegar a ellas.

Al escribir esto viene a mi mente el rostro de las (pocas) personas que me han ayudado en este aspecto. Algunas ya tomaron un camino distinto, pero las recuerdo con mucho cariño y, sobre todo, agradecimiento.

2.- Los que nos ayudan a recordar

En la vida nos cruzamos con personas que ayudan a no desviarnos del camino. Nos mantienen en el rumbo correcto hacia la felicidad y el éxito. A pesar de que estas personas son temporales en nuestras vidas, dejan una huella en nuestra alma que resulta muy duradera.

Es difícil no acordarme de estas personas. Puede pasar mucho tiempo sin hablar con ellas, pero cuando lo hacemos, recuerdo en donde estoy y hacia donde voy. Una de ellas (ni siquiera recuerdo su nombre) la conocí a través de una App apenas corté con mi ex novia. Desde el minuto 1 que platicamos hubo cierta conexión que me llevó a conocerla en persona. Fuimos a un bar, la plática sobre nuestras vidas me llevó a hablar acerca de las consecuencias que mi problema de ansiedad han provocado, y en ese justo momento sucedió algo con un tercero completamente ajeno a los dos que me recordó que soy igual de valioso que el resto de las personas, algo que durante un tiempo había olvidado. Un rato después me despedí de ella. Jamás volvimos a cruzar palabra.

3.- Los que nos motivan para crecer

Algunas personas se convierten en maestros, en gente que nos muestra lecciones difíciles que ayudan a nuestro desarrollo. Esta gente nos enseñará cosas con que nos resulten difíciles de aprender por nosotros mismos.

Jaime Devereux es el mejor ejemplo de este tipo de personas. Es un amigo que conocí por el hockey sobre hielo, y su historia de vida es un gran ejemplo para todos aquellos que tenemos sueños. Hay otros que recuerdo con mucho cariño, algunos de los cuales emprendieron otros caminos.

4.- Los que llenan espacios

Algunas personas se cruzan en nuestro camino por un tiempo tan corto que en ocasiones ni siquiera las consideramos, o las tomamos por insignificantes. Sea que te topaste con ellos en un café, en el autobús, o simplemente pasaste a su lado en la calle. Haces plática breve con ellos sin establecer conexión alguna. Esas son las personas que llenan los espacios en nuestra vida diaria.

5.- Los que se quedan

Sincro1Un porcentaje muy pequeño de personas que conocemos se quedan con nosotros el resto de nuestras vidas. Este tipo de gente es rara y suelen ser difíciles de encontrar, pero son, por mucho, la más valiosa que conoceremos. Sean amigos cercanos, parejas sentimentales o familiares, tienen el mayor impacto en nuestras vidas. Son las personas que te levantan cuando caíste y te ayudan a crecer. Su simple presencia es suficiente para impulsarte a hacer cosas que generalmente no considerabas posibles. Para encontrar este tipo de gente, hay que ser paciente con el Universo, pues tarde o temprano llegarán a nuestras vidas. Cuando te conectas con esas personas especiales, se quedarán contigo para siempre.

Con ellos compartes sueños similares y aspiran a una misma visión de vida, y quieren, más que nadie, que tengas éxito en ella.

Aquí podría escribir cientos de páginas, y sin duda son las que considero como más valiosas por distintos motivos. Al final, mi forma de ser es la suma de la de todos ellos, me ayudan a mantener un balance en mi vida y me enseñan algo nuevo todos los días.

 

Todos y cada uno de los que se cruzan en nuestro camino tienen un motivo para hacerlo, y han sido enviados por el Universo para enseñarnos algo, por insignificante que sea. No tomemos a la ligera la conexión que existe con cada individuo que conocemos en este camino llamado vida, pues seguramente tendrán algo valioso que enseñarnos, y nosotros a ellos.

Abrazo

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s