Mandala Fest en Casa Fusión – Palmares Azotea.

El fin de semana del 4 al 6 de agosto se llevó a cabo el Mandala Fest, un festival dedicado exclusivamente a estas representaciones simbólicas espirituales que tan de moda se han puesto en tiempos recientes, como resultado del boom espiritual por el que atraviesa el ser humano.

La sede del festival fue la Casa Fusión, un espacio para que diseñadores y artistas expongan y saquen al mercado los artículos de su creación. Es la puerta para que talentos ocultos se den a conocer en un espacio amigable y muy ad-hoc al propio concepto, ya que la Casa Fusión es una vieja casona de la histórica Colonia Juárez, localizada en el centro de la Ciudad de México y que, combinada con la remodelación acorde con la idea original, hace de este un espacio que pierde al visitante en el tiempo.

Palmares4
El interior de Casa Fusión

El bazar está en la calle de Londres No. 37, en la Colonia Juárez, y en él se encuentran boutiques de ropa y zapatos, accesorios, adornos, tés e infusiones, muebles de diseño, fotografía, libros, revistas y pintura, entre otros. Además, cuenta con una oferta gastronómica para el gusto de todos, en un espacio en el que la gente puede sentirse en confianza conviviendo aun con gente que jamás había visto. Otro atractivo de Casa Fusión es que tienen eventos prácticamente todos los meses del año, como bazares de artesanías, de diseñadores y hasta gastronómicos, siempre guardando el espíritu de lo orgánico y la novedad en los artistas que forman parte de las muestras.

Por su parte, el Mandala Fest ofrecía no solamente la oportunidad de dibujar Mandalas al aire libre, sino también productos de yoga, sanación, aromaterapia, plantas y accesorios, todos con un objetivo meramente espiritual. Para todos nosotros aficionados a los temas de esta naturaleza, era el espacio ideal para encontrar, en un mismo lugar, artículos por los que tendríamos que vagar a lo largo y ancho de la CDMX para acceder a ellos.

Al término de la visita, Eli salió con una bolsa artesanal marca Pepen realmente hermosa y una pulsera con una piedra que fomenta el crecimiento espiritual. Por mi parte, compré un Safu (almohadón redondo para meditación) y una planta llamada Kusamono, para formar parte de mi cuarto de meditación. Como no había desayunado, comí una tostada de chapulines sobre una cama de guacamole, y agua de jamaica con limón. Creo que no les he contado, pero soy fan de los chapulines, sobre todo si son sazonados con limón. Solo de pensar en la tostada que comí he vuelto a salivar. Estaba exquisita.

Por la tarde, fui con Eli a comer a un restaurante ubicado en la colonia Roma, llamado Palmares Azotea. Es uno de los lugares “de moda”, por llamarle de alguna forma, en la Ciudad de México. Gracias al ambiente relajado que ofrece, el lugar se presta ya sea para ir a comer, al precopeo, o a una sencilla reunión con gente cercana. El interior y la decoración es predominantemente de madera, muy simple pero elegante y cómodo. No importa la hora que vayan, pidan -de ser posible- una mesa en la orilla “norte” del lugar, y disfruten la vista que tiene la terraza.

Palmares1
Vista de Palmares Azotea

La oferta gastronómica es obra del chef peruano Álvaro Vásquez, y siendo originario de aquél país, en la carta predominan los platillos de esa región. El ceviche peruano, para ser honesto, no es el mejor que he probado en mi vida (ninguno ha superado al que preparan en LIMO, en Cusco), pero es muy bueno. Recomiendo los tacos de pulpo, y para acompañar, un Mezcalina Jamaica, cóctel hecho a base de la bebida tradicional mexicana y agua de jamaica, o una cerveza Colimita. Como digestivo, el carajillo que preparan no decepciona.

Palmares Azotea está ubicado en la calle Durango No. 216, Colonia Roma Norte, en la Delegación Cuauhtémoc. Es una casa blanca que en la planta baja alberga otro lugar (que todavía no conozco) llamado Ballaró, y la referencia del Palmares está en un pequeño letrero verde en la entrada al inmueble. Tomen el elevador para subir al 2° nivel, y habrán llegado a su destino. No sobra decir que la atención del personal es excelente, siempre al tanto de las necesidades de los visitantes, y en todo momento con un trato muy cordial.

Puedo presumir que mi domingo fue excepcional, y mucho tuvo que ver los lugares que visitamos. Traten de darse una vuelta a Casa Fusión para conocer el trabajo de artistas y diseñadores talentosos pero todavía desconocidos. O si solo tienen planes para comer o salir en la noche, Palmares Azotea es una excelente opción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s