Perdón, Mara

No encuentro las palabras para describir el coraje y la impotencia que siento ante la noticia del asesinato de Mara Castilla, la niña de 19 años cuyo cuerpo fue encontrado en Puebla, y que tanta conmoción ha generado en una sociedad que, por más que lo intente, no logra esconder su misoginia, esa que tanto lastima y que le quitó la vida.