Las carencias del deporte en México

México es un país del tercer mundo, eso todos lo sabemos, y como tal, enfrenta dificultades que se reflejan en carencias en los ciudadanos, entre los que se encuentran la pobreza extrema, carencia de servicios básicos como luz, agua y gas, analfabetismo y severos problemas de salud pública, entre otros. Todo esto atiende a que los recursos con los que cuenta el gobierno para hacer su labor 1) son insuficientes o 2) son muy mal utilizados. Siendo honestos, en el caso mexicano, creo más que es la segunda opción.

Ser de tercer mundo implica que todos los años haya recortes presupuestales a áreas importantísimas de desarrollo, como cultura, ciencia y deporte, lo cual se refleja en el poco o nulo avance en dichas áreas. Esto lo vivimos muy de cerca cada vez que, por ejemplo, viajamos al extranjero para participar en una competencia internacional de la actividad que sea. En materia deportiva, sea en los juegos olímpicos, los mundiales de alguna especialidad o cualquier competencia internacional, poco o nada nos destacamos como país, siendo contados los casos de deportistas mexicanos que logran poner el nombre de su país en alto.

Las potencias del mundo -en el deporte que elijan- comparten un privilegio que los mexicanos no tenemos: apoyo de su gobierno. El primer mundo ha entendido que la actividad tanto deportiva como cultural no solo enaltece el espíritu humano, sino que es parte fundamental para el adecuado desarrollo de la sociedad. Además, reduce índices de inseguridad y violencia, abona para eliminar problemas de salud pública, y suma para el índice de calidad de vida de los ciudadanos.

Pero por su parte, México -es del único caso del que puedo hablar- prefiere gastar millones de pesos en la imagen del presidente y la clase gobernante, por todo el “golpeteo” que reciben derivado de su mala actuación, y cuando llega un año electoral, los recursos se destinan claramente a la compra de votos. En lugar de tener una sociedad culta, preparada, desarrollada, prefieren gastar en imagen para venderse como un producto más de mercadotecnia a los millones que el desarrollo todavía no los ha terminado de alcanzar.

Mientras en países de Europa el gobierno se encarga de proveer los recursos necesarios para la infraestructura necesaria para el desarrollo de un deporte, en México son los papás de los niños y jóvenes los que tienen que financiar las actividades deportivas. Por eso el fútbol es tan popular en este país, porque es un deporte sencillo de practicar y que no requiere muchos recursos para echarlo a andar. ¿El resto de los deportes? A menos que tengas una beca deportiva por parte del gobierno resultado de haber ganado alguna medalla olímpica a través de tus propios recursos, tendrás que ingeniártelas o encontrar una actividad que sea económicamente accesible.

Esa es la realidad de nuestro país, con excepción del fútbol, todos los deportes tienen que encontrar la forma de hacerse camino hacia la escena mundial, porque en México es más importante comprar el poder a cómo de lugar, y no tener una sociedad libre de adicciones, preparada, culta y suficientemente desarrollada, porque al final, saben que una sociedad así le daría la espalda a una clase gobernante tan deficiente, cínica y corrupta como la que tenemos en México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s