Ancient Knowledge (Conocimiento Antiguo) – George Curtis

Es sabido por la gente que la religión fue ideada para fines de control. Controlar a las personas, evitar que piensen libremente y que dependan de una entidad supra-natural para alcanzar sus objetivos y, si han sido buenos -conforme las leyes impuestas por esa entidad omnipotente-, llegar a la tierra prometida al momento de encontrarse con la muerte. Las religiones, dicen, le dan esperanza a la gente, a través de los siglos han jugado el papel de paliativo ante las crisis y situaciones conflictivas por las que los seres humanos atraviesan.

La sociedad actual no puede ser entendida sin la presencia de las diversas religiones. En el caso de la tradición católica-cristiana, se ha encargado de promover guerras (las cruzadas) con la justificación de “acabar” con los paganos para imponer la ideología en la que se fundamenta su dogma. Incluso hoy en día, en pleno siglo XXI, las guerras de las que somos testigos poseen ese carácter de “cruzadas modernas”, porque los conflictos armados siempre incluyen a un país de occidente con tradición católico-cristiana contra otro país cuya religión es ajena a la tradición del occidente. Los conflictos armados incluyen, siempre, a una nación con ideología predominantemente musulmana. Sí, igual que en la época de las cruzadas antiguas.

AK1
George Curtis, el autor.

Esta “afrenta” contra la tradición musulmana está particularmente de moda en los Estados Unidos de América, que a partir del 11 de septiembre del 2001 enfocó todos su esfuerzos bélicos en países del medio oriente, como si fueran un enemigo de la humanidad, y claramente los habitantes y líderes de aquellas naciones no iban a quedarse tranquilos, y han hecho todo lo que está en sus manos por dificultar la vida en el llamado “mundo occidental”. Hay que recordar que todas y cada una de las religiones han basado su dogma en un libro supuestamente inspirado por Dios (cualquiera que sea éste), y se dedican todos y cada uno de sus esfuerzos a defender lo que ahí está escrito, como si fuera ley de vida, incluso cuando la literalidad del texto proponga situaciones que están fuera de realidad en la época en la que vivimos.

Todo esto viene a cuento porque George Curtis, en un magnífico trabajo de investigación, se dedica a inquirir sobre si la biblia, en específico el capítulo del Génesis, debe entenderse sin interpretación alguna, es decir, de forma literal. Curtis dice, desde el inicio del libro, tener un tesoro para regalarnos, si somos capaces de llegar hasta la última página de su trabajo, pues es muy consciente del shock cultural con el que muchos fieles a la tradición bíblica pueden encontrarse al continuar leyendo.

AK3Para no darles ningún dato que pueda quitarles el interés, solo puedo decirles que George Curtis entiende que el idioma original en el que fue escrito el Génesis no habla de “Dios” (God en inglés), sino que hacen referencia al término “Elohim”, que traducido al español significa los poderosos. La palabra clave en esta traducción es “los”, ya que rompe con la idea monoteísta de la biblia y hace referencia a una pluralidad de entes. Quiere decir, entonces, que a lo largo del antiguo testamento, cuando se hace mención de Dios, en realidad se refiere a un grupo de entes que participan de alguna manera en la construcción de la civilización como la conocemos.

Además, nos lleva a través de la investigación que realiza sobre el diluvio, el arca de Noé y el Monumento de Babel (el señala que no era una torre, sino un monumento y que el sentido se pierde en la traducción), guiándonos hacia un secreto que hará cambiar la perspectiva de lo que contiene el antiguo testamento y de la civilización antigua tal cual la hemos conocido a través de las enseñanzas que hemos recibido.

Lo relevante de esta obra es que nos enseña a darle una interpretación adecuada a un libro que a lo largo de los años hemos “estudiado” de manera minuciosa, pero a través de la interpretación que la iglesia católica quiere que le demos, para protección y subsistencia de sus propios intereses.

Los invito a leer este gran libro, pero OJO, háganlo con una mente abierta, sobre todo si son devotos cristianos o católicos, porque es posible que se enfrenten con puntos de vista contrarios a sus creencias. Sin embargo, les aseguro que no son nada ofensivas y, al contrario, dan mucho para platicar y debatir sobre el tema.

Abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s