El ‘Dream Team’ de Barcelona 1992

el

Desde pequeño he sido aficionado a los deportes. He practicado de todo: fútbol soccer, basquetbol, natación y, desde hace más de 20 años, hockey sobre hielo. Todos y cada uno me han proporcionado las mayores emociones y satisfacciones que he experimentado en la vida, y de cada uno guardo diversos recuerdos que llevo incluso muchos años después de haberlos vivido en carne propia.

DT1
Las tres súper estrellas del Dream Team: Larry Bird, Michael Jordan y Magic Johnson

Si bien el hockey ha sido mi pasión durante tantos años, el basquetbol marcó mi vida durante los tres últimos años de primaria y toda la secundaria. Para los que están haciendo cuentas, desde los nueve a los 15 años aproximadamente. Participé en competencias interescolares, incluso llegué a formar parte del equipo juvenil de la máxima casa de estudios del país, la Universidad Nacional Autónoma de México. Puedo decir que el basquetbol me marcó para toda la vida, porque gracias a ese deporte empecé a entender lo que significa trabajar en equipo, y aprendí las herramientas básicas para lograr salir adelante en una actividad que requiere mucha coordinación, comunicación y entendimiento entre los miembros del equipo.

Además, gracias al basquetbol pude “conocer” al que, hasta hoy en día, considero al más grande atleta de todos los tiempos: Michael Jordan. El mejor jugador en la historia del basquetbol profesional y, para muchos, el mejor atleta que haya pisado el planeta Tierra. Fue gracias a él que me apasionó tanto este deporte, al punto de no perderme ni un solo partido del equipo olímpico de basquetbol de los Estados Unidos que participó en las Olimpiadas de Barcelona 1992.

Aquél equipo cautivó a todos, incluso a los que no eran aficionados al basquetbol. Estaba formado por 12 jugadores, de los cuales 11 son miembros del salón de la fama de ese deporte. El 12o jugador era considerado el mejor jugador colegial hasta ese momento, pero su brillo era ínfimo frente a todas las figuras que formaban parte de ese equipo de ensueño, encabezadas por el mismo Michael Jordan, así como dos de los jugadores más laureados de la historia de la NBA: Larry Bird y Earvin “Magic” Johnson. Con ese calibre de estrellas los resultados eran los esperados: todos sus juegos terminaron en victorias, con un promedio de más de 40 puntos de ventaja. Verlos era un verdadero deleite. Recuerdo estar sentado en la cama de mis papás minutos antes de que iniciaran los juegos, escuchando la canción de “The Best” de Tina Turner, porque por alguna razón la televisora que tenía los derechos de los juegos olímpicos decidió que era la canción adecuada para un equipo de ese calibre. Es el día que, cada vez que la escucho, me acuerdo del famoso “Dream Team”.

DT2Muchos de ustedes probablemente no lo vieron, pero creo, sin temor a equivocarme, que el Dream Team ha sido, y es, el mejor equipo de cualquier deporte de conjunto que haya existido jamás. Probablemente se le acerque un poco el equipo soviético de hockey sobre hielo de la década de los 70, pero como éstos legendarios jugadores de basquetbol, ninguno. En los juegos olímpicos subsecuentes se han conformado equipos con estrellas de la NBA que han adoptado el nombre de “Dream Team 2” o 3 o el número que sea según el orden en el que se cuenten, pero para la mayoría de aficionados, Dream Team solo habrá uno, por más que quieran utilizar el nombre como mercadotecnia. Por más Kobe Bryant, Lebron James, Kevin Durant y James Harden que tengan esos equipos, ninguno tendrá 11 jugadores del Salón de la Fama al mismo tiempo, y ese simple hecho los hace especiales.

Hace tiempo encontré un documental que narra cómo fue que se formó ese equipo, y lo que tuvieron que vivir durante su preparación hasta ganar la medalla de oro en Barcelona. Entender cómo pueden convivir 12 estrellas de ese calibre es complicado, pero asomarse a las entrañas es algo simplemente fascinante. Vale la pena verlo, son 45 minutos que les dará una idea de cómo fue la aventura que vivieron esos 12 súper atletas en una competencia en el que ellos solos acapararon todos los reflectores que podía haber. Y aquí está el video de su introducción al Salón de la Fama como equipo, no individualmente.

Los que pudimos vivir en el 1992 y tener la oportunidad de verlos jugar, somos afortunados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s